¿Puedo poner en paralelo dos disyuntores para obtener mayor capacidad?

Por lo general, no se recomienda conectar dos disyuntores en paralelo para una mayor capacidad debido a diversas preocupaciones funcionales y de seguridad. Los disyuntores están diseñados para funcionar dentro de parámetros específicos para garantizar la seguridad del sistema eléctrico y sus componentes. Profundicemos en las razones por las que no se recomienda poner en paralelo disyuntores:

1. Protección coordinada:

  • Operación secuencial: los disyuntores a menudo se instalan en un sistema de distribución de energía con un esquema de protección coordinado.
  • Disparo selectivo: Cada disyuntor del sistema está diseñado para dispararse en una secuencia específica para aislar la parte defectuosa del sistema mientras se mantiene la energía en otras áreas. Los interruptores en paralelo pueden alterar esta protección coordinada.

2. Problemas actuales de uso compartido:

  • Desequilibrio en el reparto de corriente: Es posible que los interruptores paralelos no compartan la corriente de manera uniforme.
  • Distribución desigual de la carga: un disyuntor puede soportar más carga que el otro, lo que provoca un desequilibrio y un posible sobrecalentamiento en uno de los disyuntores.

3. Coordinación de sobrecorriente:

  • Coordinación de protección contra sobrecorriente: Los interruptores en paralelo pueden interferir con la configuración de coordinación de sobrecorriente.
  • Seguridad comprometida: Esta interferencia puede comprometer la seguridad del sistema al permitir que fluyan corrientes de falla más altas que las que los interruptores están diseñados individualmente para manejar.

4. Tolerancias de fabricación:

  • Variaciones de fabricación: A pesar de los esfuerzos por mantener tolerancias de fabricación constantes, puede haber variaciones entre los disyuntores individuales.
  • Discrepancias en el reparto de corriente: estas diferencias de fabricación pueden dar lugar a discrepancias en la forma en que los disyuntores comparten la corriente de carga, lo que genera posibles problemas.

5. Esfuerzo mecánico y eléctrico:

  • Esfuerzo mecánico: Los interruptores en paralelo pueden provocar tensión mecánica en las barras colectoras y otros componentes debido al aumento del flujo de corriente.
  • Esfuerzo eléctrico: Los niveles de corriente más altos también pueden provocar un aumento del estrés eléctrico en los contactos y otros componentes internos.

6. Certificación y Estándares:

  • Requisitos de certificación: los disyuntores están certificados según estándares específicos que pueden no permitir la conexión en paralelo.
  • Cumplimiento de estándares: La colocación de interruptores en paralelo puede violar los requisitos de certificación, por lo que es esencial cumplir con los estándares del fabricante y de la industria.

7. Desafíos de mantenimiento y pruebas:

  • Pruebas complejas: Los interruptores en paralelo requieren procedimientos de prueba y mantenimiento más complejos.
  • Aumento del tiempo de inactividad: esta complejidad puede resultar en un aumento del tiempo de inactividad durante las actividades de mantenimiento, lo que afecta la confiabilidad general del sistema eléctrico.

8. Consideraciones de costos:

  • Gastos: La conexión de interruptores en paralelo puede generar gastos adicionales debido a la necesidad de equipos especializados, pruebas y procedimientos de mantenimiento.
  • Costo versus beneficio: Los beneficios potenciales de una mayor capacidad deben sopesarse cuidadosamente frente al aumento de los costos y los riesgos potenciales asociados con el uso de interruptores en paralelo.

9. Desafíos de la integración del sistema:

  • Integración con otros dispositivos: La conexión en paralelo de interruptores puede plantear desafíos cuando se integran con otros dispositivos de protección y sistemas de control.
  • Problemas de compatibilidad: Garantizar la compatibilidad con los sistemas existentes se vuelve crucial y puede requerir consideraciones de ingeniería adicionales.

10. Riesgos de seguridad:

  • Peligros de arco eléctrico: La conexión de interruptores en paralelo puede aumentar el riesgo de incidentes de arco eléctrico, lo que supone importantes riesgos para la seguridad del personal.
  • Riesgos de incendio: Sobrecargar un disyuntor mientras el otro lleva menos carga puede provocar sobrecalentamiento y posibles riesgos de incendio.

11. Conclusión:

En conclusión, generalmente se desaconseja conectar dos disyuntores en paralelo para obtener mayor capacidad debido a las complejidades y riesgos involucrados. Es fundamental consultar con ingenieros eléctricos, cumplir con las especificaciones del fabricante y los estándares de la industria y considerar soluciones alternativas, como interruptores individuales de mayor clasificación u otros dispositivos de protección. Cualquier modificación a un sistema eléctrico debe realizarse teniendo en cuenta cuidadosamente la seguridad, la confiabilidad y el cumplimiento de las regulaciones y estándares pertinentes.

Recent Updates